Centennial, EE.UU. El ex estudiante universitario acusado de matar a 12 personas en un tiroteo en un cine de Denver, en Estados Unidos, comparecerá el lunes por segunda vez ante la corte, mientras los fiscales y los abogados de la defensa debaten sobre un misterioso paquete que el sospechoso envió a su psiquiatra.

James Holmes, de 24 años, fue arrestado poco después de que los fiscales dijeran que el 20 de julio abrió fuego durante el estreno a la medianoche de la última película de Batman, "A Dark Knight Rises", en un cine de Denver, en Colorado.

Se espera que en la audiencia del lunes se presenten formalmente los cargos que enfrenta Holmes, que ha permanecido detenido desde su arresto.

El joven también está acusado de tener en su departamento la cantidad suficiente de explosivos para hacer volar el edificio entero si hubieran sido detonados. A las autoridades les llevó varios días desmantelar de manera segura todas las trampas-bomba.

El tiroteo en el suburbio de Aurora, en Denver, es uno de los más sangrientos asesinatos masivos en los últimos años en Estados Unidos. Además de los 12 muertos, 58 personas fueron heridas, muchas de ellas de gravedad.

Ashley Moser, la mujer embarazada gravemente herida y madre de una niña de 6 años que murió en el tiroteo, sufrió un aborto espontáneo, dijo el sábado su familia.

En su primera audiencia en la corte hace una semana, Holmes no declaró y lució como aturdido y atontado, y ocasionalmente cerraba sus ojos como si se estuviera quedando dormido.

Los presentes en la sala judicial, incluidos familiares de algunas de las víctimas, miraban fijamente al sospechoso -aún con su cabello teñido de naranja brillante como la noche en que fue arrestado- mientras el acusado tenía la mirada perdida en el espacio.

Por el momento, ha permanecido bajo estricto secreto la información sobre si los investigadores tienen alguna idea del móvil que habría llevado al joven a efectuar la masacre.

El juez del distrito de Arapahoe County William Sylvester ha impedido que se difunda la mayoría de las grabaciones y documentos de investigación de la corte y prohibió que cualquier persona conectada con el caso hable con los medios.

Sylvester ha dicho que considerará un pedido de las organizaciones de noticias para que se liberen los documentos del caso.

Holmes, nativo de San Diego, era estudiante de doctorado en neurociencia del campus de Anschutz antes de abandonar la carrera recientemente.

Documentos judiciales presentados el viernes por la defensa indicaban que el sospechoso había estado bajo tratamiento psiquiátrico a cargo de la doctora Lynne Fenton, que pertenece al personal médico del campus de Anschutz, de la Universidad de Colorado en Denver.

En la audiencia del lunes también se debatirá sobre un paquete que Holmes envió a Fenton y que luego fue obtenido por los investigadores.

Fenton, directora médica de servicios de salud mental estudiantil en el campus Anschutz, brinda medicación y psicoterapia a los estudiantes de doctorado además de enseñar, según indica el sitio de la Facultad en internet.