Centennial, EE.UU. La justicia estadounidense acusó este lunes formalmente de asesinato en primer grado al ex estudiante universitario sospechoso de abrir fuego en un cine en el que se estrenaba la última película de Batman en Denver hace 10 días.

El tribunal presentó en total 142 cargos formales contra James Holmes, de 24 años, durante su segunda comparecencia ante el tribunal desde que fue arrestado momentos después de la masacre, ocurrida en una presentación especial de "El caballero oscuro. La leyenda renace", pasada la medianoche del 20 de julio.

El tiroteo dejó 12 muertos y 58 heridos, varios de gravedad.

Los fiscales básicamente acusaron a Holmes de dos cargos por asesinato por cada víctima: un cargo estándar por asesinato en primer grado, más uno por asesinato con extrema indiferencia.

En total, los fiscales le adjudicaron a Holmes 142 cargos criminales en el tiroteo: 24 por asesinato y 116 por intento de asesinato, más un cargo por posesión de explosivos y otro por cometer un delito violento.

El tiroteo en el suburbio de Aurora, en Denver, es uno de los más sangrientos asesinatos masivos en los últimos años en Estados Unidos. Además de los 12 muertos, 58 personas fueron heridas, muchas de ellas de gravedad.

Ashley Moser, la mujer embarazada gravemente herida y madre de una niña de 6 años que murió en el tiroteo, sufrió un aborto espontáneo, dijo el sábado su familia.