Washington. El ex director gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn negó con firmeza los cargos en su contra y describió como "una pesadilla personal" los hechos sobre su arresto por intento de violación, según una carta enviada al personal del organismo y divulgada el lunes.

En la misiva distribuida al personal del FMI en un correo electrónico por el director gerente interino, John Lipsky, Strauss-Kahn se disculpó por el dolor que su caso había causado a la entidad crediticia mundial y dijo que confiaba que en finalmente sería exonerado.

Strauss-Kahn está enfrentando cargos de intentar violar a una empleada de limpieza en un hotel de lujo de la ciudad de Nueva York el 14 de mayo. Está bajo arresto domiciliario en un apartamento en Manhattan bajo guardia armada, después de ser liberado bajo fianza el viernes.

La carta comenta su llegada al fondo en 2007 y explica las razones detrás de su renuncia presentada el miércoles.

"Niego en los términos más rotundos las acusaciones que ahora enfrento; confío en que la verdad surgirá y seré absuelto", dijo.

Una copia de la carta fue obtenida por Reuters.

"Mientras tanto, no pudo aceptar que el Fondo - y ustedes queridos colegas - tengan que de algún modo compartir mi propia pesadilla personal. Por eso, tuve que irme", sostuvo.

Agradeció al personal por su dura labor y la respuesta de la institución a la crisis financiera global.

"Además no quiero irme sin decirles - como quizás no lo hice antes lo suficiente - que entiendo y valoro profundamente todo el otro trabajo que ha hecho", escribió.