Bogotá. A 49 ascendió este miércoles la cifra de cuerpos rescatados en medio de toneladas de lodo después del gigantesco alud que sepultó parte de un pueblo del noroeste de Colombia causando la muerte a más de 100 personas, en la peor tragedia por la actual temporada de lluvias, informó el gobierno.

La tragedia se registró este domingo en el barrio La Gabriela, construido sobre la ladera de una montaña del municipio de Bello, ubicado en el departamento de Antioquia y cerca a la ciudad de Medellín.

Más de 300 socorristas, apoyados por perros y retroexcavadoras participan en las labores de recuperación de los cuerpos que se mantendrán indefinidamente por orden del gobierno.

Colombia afronta la que el gobierno considera como la peor tragedia natural en su historia ocasionada por las lluvias que han dejado más de 210 muertos y más de 1,7 millones de damnificados en lo que va del año.

Además de las pérdidas humanas, las lluvias han provocado la inundación de 200.000 hectáreas de cultivos, la muerte de 40.000 cabezas de ganado y la destrucción total o parcial de 277.000 viviendas, además de carreteras y puentes, según estadísticas oficiales.

El presidente Juan Manuel Santos decretó la emergencia económica, social y ecológica que le permite utilizar presupuesto sin la necesidad de hacer trámites a través del Congreso para atender la catástrofe.

La medida rige inicialmente por 30 días, prorrogables por un máximo de 90.

Las labores de rescate de las víctimas del deslave de Bello se han dificultado por las frecuentes lluvias que se registran en la zona y que obligan a paralizar las actividades ante el riesgo de nuevos deslizamientos.

Más de 300 socorristas, apoyados por perros y retroexcavadoras participan en las labores de recuperación de los cuerpos que se mantendrán indefinidamente por orden del gobierno.