Estocolmo. La policía sueca que indaga dos explosiones este fin de semana en el centro de Estocolmo, donde murió una persona y dos resultaron heridas, dijo este domingo que tenía buenas pistas sobre lo que describió como "crímenes terroristas".

Las explosiones ocurrieron este sábado por la noche después de que la agencia sueca de noticias TT informara que recibió un correo electrónico con amenazas que hacían referencia a la presencia militar de Suecia en Afganistán y a las caricaturas del Profeta Mahoma del dibujante sueco Lars Vilks.

Un alto oficial de la policía sueca dijo en rueda de prensa este domingo que las explosiones estaban siendo tratadas como "crímenes terroristas" y que la policía contaba con buenas pistas sobre el incidente.

Anders Thornberg, director de operaciones de la Policía de Seguridad, dijo que la fuerza no podía confirmar que el hombre que pereció en el lugar fuera un atacante suicida ni dar a conocer su identidad, dado que algunos familiares aún no han sido informados sobre su muerte.

"Estamos investigando esto como crímenes terroristas de acuerdo a la ley sueca (...) no hemos elevado el nivel (de alerta) de seguridad", sostuvo Thornberg, agregando que la policía reforzaría su presencia en la capital.

El incidente empezó con el incendio de un auto en el centro de la ciudad, seguido por explosiones al interior del vehículo, que según la policía fueron causadas por botes de gas.

Otra explosión ocurrió a unos 300 metros de distancia, y en ésta pereció el hombre. Dos personas también resultaron heridas en esa detonación.

"(Un) intento muy preocupante de ataque terrorista en una parte abarrotada del centro de Estocolmo. Fracasó (...) pero pudo haber sido realmente catastrófico", dijo el ministro de Relaciones Exteriores Carl Bildt en un mensaje en Twitter, que también apareció en su blog.

Amenazada por correo. Vehículos policiales acordonaron varias calles a la redonda y el auto incendiado fue remolcado. En otras partes de la capital la situación era tranquila.

Horas después de la explosión que le quitó la vida, el cuerpo del hombre aún seguía tirado en el pavimento, cubierto con una lona blanca.

Diarios locales dijeron que el hombre se había inmolado.

El diario Dagens Nyheter citó a un hombre llamado Pascal, que se identificó como un médico, diciendo "parecía como si el hombre llevaba consigo algo que explotó en su estómago".

El periódico Aftonbladet citó a una fuente cuando afirmó que el individuo transportaba seis bombas caseras, de las cuales sólo estalló una.

El reporte mencionó a testigos que dijeron que el hombre estaba gritando en lo que parecía ser árabe.

Según IT, el correo electrónico que recibió fue enviando también a la policía y tenía grabaciones en sueco y árabe.

"Nuestras acciones hablarán por sí mismas, mientras no acaben con su guerra contra el Islam, la humillación del Profeta (Mahoma) y su estúpido apoyo al cerdo de Vilks", dijo un hombre en la grabación, de acuerdo al reporte de TT.

TT sostuvo que la amenaza estaba ligada a la contribución de Suecia a la fuerza de la OTAN en Afganistán, donde tiene unos 500 soldados principalmente en el norte del país.

También hacía referencia a las caricaturas del profeta Mahoma realizadas por el artista sueco Lars Vilks, que lo dibujó con el cuerpo de un perro en el 2007.