Poco más de US$11 millones (8.434.280 millones de euros) recibió este 2011 la casa real española por parte de los Presupuestos Generales del Estado español, según datos informados por el secretario general de la Casa del Rey, Alfonso Sanz Portolés, en una inicitiva que busca transparentar los gatos de la monarquía en el país europeo.

Según datalla la información, que desde esta semana es pública en la web oficial de la casa real, el sueldo del rey Juan Carlos I de Borbón en 2011, antes de retenciones de impuestos, fue de US$382.743, de los que US$152.233 corresponden a gastos de representación.

En tanto, el heredero de la corona, el principe de Asturias, Felipe de Borbón, recibió un sueldo de US$191.371.

La publicación de estos presupuestos responde a una política de transparencia que quiere imponer la administración del rey Juan Carlos y también a presiones de diversos partidos políticos y sectores de la sociedad que desde hace años solicitaban información al respecto.

Según plantearon desde la institución, la entrega de esta información no tiene que ver con la inminente imputación del yerno del rey Jun Carlos, Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, por su participación en la Operación Babel.

El duque Urdangarín no ha recibido ingresos de la Casa del Rey, según detalló la institución.

Por otra parte, la información entregada por la casa real también incluye los presupuestos para la reina Sofía, la princesa Letizia, esposa del heredero de la Corona, y las infantas Elena y Cristina, hijas de los reyes, las que recibieron este año gastos de representación conjuntos por 375.000 euros (US$ 490.274).