Zurich. El gobierno suizo anunció este miércoles que iniciará acciones legales para confiscar los activos del ex dictador de Haití, Jean-Claude Duvalier, conocido como "Baby Doc", congelados en Suiza desde 1986.

El anuncio fue hecho un día después de que una nueva normativa, llamada la "Ley Duvalier" por los medios suizos, entró en vigencia abriendo el camino para el retorno de los fondos de Duvalier a Haití, uno de los estados más pobres del mundo.

"El gobierno suizo, que ha trabajado para encontrar una solución para la restitución del dinero de Duvalier al pueblo, ha utilizado los poderes conferidos por la ley de restitución para llevar este caso a los tribunales", señaló Berna en un comunicado.

"Los representantes de la familia Duvalier tendrán la oportunidad para probar la legitimidad de los activos bloqueados durante el procedimiento de confiscación frente a la Corte Federal Administrativa", agregó.

Suiza, que ha trabajado duro para mejorar su imagen como refugio de activos mal habidos, decidió el mes pasado congelar los activos pertenecientes al ex presidente de Túnez Zine al-Abidine Ben Ali, así como los del de Costa de Marfil Laurent Gbagbo.

Duvalier, de 59 años, volvió inesperadamente a Haití el mes pasado después de 25 años de exilio en Francia.

Ahora enfrenta acusaciones de corrupción y de crímenes de lesa humanidad por asesinatos y torturas que se han producido durante sus 15 años de mandato.

Duvalier es acusado de haber malversado entre US$300 y US$800 millones en activos de Haití durante su presidencia.

La nueva ley suiza puso fin a una laguna legal que podría haber permitido a Duvalier recuperar varios millones de dólares escondidos en bancos suizos.

El gabinete de Suiza bloqueó previamente fondos en el país mantenidos por líderes depuestos como Ferdinando Marcos de Filipinas y Sani Abacha de Nigeria, ganando tiempo para que los fiscales extranjeros puedan consolidar un argumento para la restitución de fondos.