Andina. El nivel de estroncio radiactivo, una sustancia cancerígena, detectado en las aguas del mar que baña las costas de Fukushima, supera en 240 veces el límite legal permitido por las autoridades japonesas, indicó la compañía Eléctrica de Tokio (Tepco).

La planta nuclear de generación de energía eléctrica de Fukushima afectada seriamente por el tsunami originado por el terremoto de 9 grados en la escala de Richter el pasado 11 de marzo de este año, presentó fugas de material radiactivo en sus diferentes reactores.

Asimismo, la presencia de este mortal material radiactivo se advirtió también en el agua subterránea que rodea a los reactores uno y dos de la planta nuclear de Fukushima, alertó la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial.

En ese sentido, señaló que es necesario monitorear y controlar la presencia de estroncio radiactivo para evitar una contaminación mayor de productos agrícolas y en el ganado de esta parte de Japón destinado al consumo humano.

El estroncio es un elemento químico absorbido de forma natural por el cuerpo humano por su similitud con el calcio, y puede ser beneficiosa para la salud; sin embargo el estroncio radiactivo provoca enfermedades como el cáncer primario a los huesos.