Kabul. Insurgentes talibanes decapitaron a seis policías afganos durante una incursión contra edificios de Gobierno en la provincia norteña de Baghlan, dijo este miércoles la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad liderada por la OTAN.

El ataque talibán del martes tuvo como blanco una sede policial y un edificio gubernamental en una provincia donde los insurgentes había estado en buena parte ausentes hasta hace poco.

El ataque se produjo el mismo día en que una conferencia internacional acordó que las fuerzas afganas deberían liderar las operaciones de seguridad en todo el país para 2014, con el objetivo de relevar a las tropas extranjeras en algunas áreas tan pronto como a fines de este año.

Un portavoz de los talibanes confirmó el ataque, pero negó el reporte sobre los decapitamientos.

Aunque los insurgentes han decapitado a sus víctimas en el pasado, el gobernador de Baghlan, Abdul Majid, dijo que no estaba al tanto del reporte sobre mutilaciones.

Pese a que la cantidad de soldados extranjeros en el país ha aumentado a unos 150.000, los talibanes han recuperado posiciones luego de que una invasión encabezada por Estados Unidos los derrocó en el 2001, y las víctimas de ambos lados están aumentado.