Viena. La expansión de las guerras contra el narcotráfico implica que jóvenes en América Central puedan enfrentar una posibilidad en 50 de ser asesinados antes de cumplir 31 años, mostró este jueves un reporte de la ONU, describiendo la tendencia como cercana a un "punto de crisis".

En todo el mundo, 468.000 personas fueron víctimas de homicidios en el 2010, con alrededor de un tercio de los casos en Africa y otro tercio en América, dijo este jueves la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en su primer estudio global sobre homicidios.

"En países con altas tasas de homicidio, sobre todo con armas de fuego, como los de Centroamérica, 1 de cada 50 hombres mayores de 20 años morirá antes de alcanzar la edad de 31 años -varios cientos de veces más que en algunas partes de Asia", sostuvo.

La creciente competencia entre los cárteles de traficantes de droga ha ayudado a incrementar las tasas de homicidio en la mayoría de los países de América Central en los últimos cinco años.

"Para afirmar su autoridad, marcar su territorio o desafiar a las autoridades, los grupos criminales organizados también usan una violencia letal indiscriminada", dijo la agencia con sede en Viena al describir el círculo vicioso de asesinatos.

La tasa de asesinatos en América Central se ha incrementado marcadamente desde el 2007 después de un firme descenso entre 1995 y el 2005, dijo el reporte.

"La creciente violencia vuelve a dibujar las fronteras de su propia aceptabilidad y al hacerlo alimenta los homicidios aún más", agregó.

La tasa de asesinatos en América Central se ha incrementado marcadamente desde el 2007 después de un firme descenso entre 1995 y el 2005, dijo el reporte.

En algunos países en la región, la crisis financiera puede haber jugado un papel en su aumento repentino. Investigadores de la ONU están examinando un vínculo posible y esperan presentar pronto sus descubrimientos.

"En algunos países, se produjeron más homicidios durante la crisis financiera de 2008/09, coincidiendo con una disminución del Producto Interno Bruto (PIB), un mayor índice de precios al consumo y un mayor desempleo", dijo la Onudd.