Santiago, Andina. Decenas de conductores de taxis colectivos en Santiago bloquearon este miércoles con sus vehículos las principales calles de la capital chilena, en protesta por el alza del combustible.

Los organizadores, según publican las ediciones digitales de El Mercurio y La Tercera, estiman que a la paralización se sumarán 50 mil taxistas en todo el país y afectará a cerca de un millón de personas.

Ante el reclamo, el ministro de transporte de Chile, Pedro Pablo Errázuriz, anunció que aplicará la Ley de Seguridad del Estado por considerar como "inaceptable" la decisión de los transportistas.

"Esto no es un paro. Ellos (los colectiveros) no están dejando trabajar, ellos están molestando a todos los usuarios de las calles principales de la ciudad de Santiago", afirmó el titular de portafolio.

Asimismo, adelantó que, ante esta situación, se aplicará la Ley de Seguridad del Estado, debido a que se trata de una "irresponsabilidad es inaceptable".

En la capital chilena, los bloqueos se concentraron en tres puntos e impidieron el tránsito de vehículos en varias avenidas.

Uno de esos puntos fue la intersección de Américo Vespucio con Vicuña Mackenna (avenidas en Santiago de Chile), hasta donde llegaron Carabineros (fuerzas de seguridad) que se llevaron detenidos a varios taxistas en medio de empujones, forcejeos y algún golpe.

Otras ciudades que se hicieron eco de los reclamos fueron Valparaíso (norte) y Concepción (centro sur del país), informó por su parte Telesur.

El ministro chileno de transporte había advertido más temprano que entendía las peticiones de los conductores, aunque minutos después acusara de mentiroso al dirigente del gremio taxista, Héctor Sandoval, quien manifestó que no llamó al bloqueo de calles.

"Sus intereses particulares no pueden coartar la libertad del resto de los santiaguinos. Yo al señor Sandoval lo he recibido en mi oficina por lo menos unas 10 veces en nueve meses que he estado en el Ministerio. Hemos hecho muchas propuestas. Hemos ofrecidos alternativas", refirió.

El presidente de la Confederación de Taxis Colectivos, Héctor Sandoval, criticó la reacción del Gobierno.

"Lo que acaba de decir (el ministro) es vergonzoso, que no busque una solución, que no busque un acercamiento, que no nos sentemos a conversar seriamente (...) Si quieren solucionar el problema vía represión es problema de ellos", señaló Sandoval en declaraciones a la televisión local.