Un terremoto de 7,4 grados Richter sacudió Japón este jueves, según reportó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés).

El temblor se produjo a las 23:34 hora local (14:34 GMT) y el epicentro se localizó a 40 kilómetros de profundidad frente a la costa de la provincia de Miyagi, la más afectada por el terremoto de 9 grados del pasado 11 de marzo.

Las autoridades mantienen la alerta de tsunami y los medios japoneses informan que se espera un tsunami en la prefectura de Iwate.

La televisión pública japonesa NHK dijo repetidamente que quienes estén en áreas donde fue emitida la advertencia de tsunami deben evacuar a zonas más altas.

Incluso, los técnicos que luchan para controlar los reactores accidentados de la central nuclear japonesa de Fukushima recibieron la orden de evacuar, informó la empresa gestora de la planta, Tepco.

Versiones preliminares apuntan a que no se espera que haya mayor destrucción con la alerta de tsunami, en caso que se produzca y a su vez se descartó algún tipo de efectos para Hawai, en EE.UU.

El terremoto del 11 de marzo, el más intenso registrado en Japón, y el consiguiente tsunami, arrastró a la muerte oficialmente a 12.494 personas, aunque continúan desaparecidas, según los últimos datos de hoy, 15.107 personas, indicó la Agencia de la Policía Nacional del país asiático.

En Chile la autoridad descartó la alerta de tsunami.