México. Los daños por el sismo de 8,2 grados Richter que golpeó México el 7 de septiembre abarcan 4.400 comunidades con 2,3 millones de damnificados en los estados de Oaxaca y Chiapas (sureste), informaron hoy miércoles las autoridades.

     El secretario (ministro) de Gobernación (Interior), Miguel Angel Osorio Chong, dijo que el número de localidades y su dispersión geográfica complica la tarea de llevar ayuda humanitaria, pero que las autoridades han cubierto casi todo el territorio.

     Catalogado como el sismo de mayor magnitud en México en un siglo, el temblor registrado en las costas de Chiapas deja hasta el momento 98 muertos e innumerables daños que están en proceso de ser cuantificados.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, envió desde el lunes a los secretarios (ministros) de su gabinete a las distintas municipalidades para coordinar la ayuda y emprender un censo que permita conocer este fin de semana el número preciso de inmuebles dañados.

     Osorio Chong detalló que en Oaxaca, donde van 78 muertos, el terremoto causó daños en viviendas de 1.900 comunidades de 41 municipalidades de la región del Istmo de Tehuantepec, donde habitan 800.000 personas.

     En entrevista para la radio local, el secretario agregó que el sismo también afectó de manera parcial o total casas de 2.500 comunidades de 81 municipalidades del vecino Chiapas, con 1,5 millones de habitantes.

     En esa entidad fallecieron 16 personas, mientras que las cuatro víctimas fatales restantes se registraron en el vecino estado de Tabasco.

      "Las imágenes pueden sacar una casa, pueden sacar 10, pueden sacar 50 o el sufrimiento de algunos grupos de personas, pero la realidad es mucho más amarga", sostuvo el responsable de la política interna del país.

     El presidente de México, Enrique Peña Nieto, envió desde el lunes a los secretarios (ministros) de su gabinete a las distintas municipalidades para coordinar la ayuda y emprender un censo que permita conocer este fin de semana el número preciso de inmuebles dañados.

     Osorio Chong estimó que son cerca de 30.000 las viviendas afectadas total o parcialmente en los dos estados; sin embargo, el censo permitirá confirmar la cifra para iniciar su reconstrucción o reparación.

    

El funcionario destacó que la emergencia prevalece porque casi seis días después sigue subiendo la cifra de réplicas del sismo, las cuales han dañado más o terminado por derrumbar casas afectadas por el temblor.

     Hasta las 5:00 hora local (10:00 GMT), el Servicio Sismológico Nacional (SSN) había registrado 1.647 réplicas, la mayor de 6,1 grados apenas minutos después del temblor.

      "Lo que estamos haciendo es llegar con doctores y llegar con agua y llegar con alimentos y llegar con colchonetas para que pueda restablecerse, por lo menos, la seguridad de que la alimentación y la atención no deben fallar", apuntó.