Al taquillero actor, de 50 años, se lo pudo ver relajado, sonriente y cumpliendo con los pedidos de fotos y saludos, horas antes de participar de la premiere de su nueva película "Oblivion: el tiempo del olvido".

Al salir del Colón, Cruise se acercó al vallado tras el cual esperaban decenas de fans, saludó y se sacó fotos con el público local.

El actor llegó a Buenos Aires, ingresó a través del sector VIP del aeropuerto de Ezeiza y se subió a un auto que lo llevó lo directamente al Hotel Alvear, donde se aloja.

Por la noche fue a San Telmo a comer a un tradicional restaurante del barrio con sus colaboradores, productores de la película y empresarios.

Esta noche, en el cine Village Recoleta, Cruise acompañará el preestreno de la película que protagoniza y pasará por una alfombra roja, al mejor estilo Hollywood, junto a las actrices Olga Kurylenko y Andrea Riseborough, que integran el elenco del filme "Oblivion".

Por la noche, el actor volverá a subirse a un avión para dirigirse a Río de Janeiro, por tres días, a presentar la misma película.

Este nuevo filme es una historia de ciencia ficción basado en la novela con estética de cómic "Oblivion" de Joseph Kosinski, realizador de "Tron: el legado", quien la dirige y produce.

La historia narra una guerra atómica contra hordas alienígenas que optaron por destrozar la luna para generar un cataclismo y sembrar el caos.

En la película, Cruise encarna a Jack Harper, un mecánico que intentará salvar todo y dar una cuota de esperanza.