México DF. Beatriz, la segunda tormenta tropical de la temporada de huracanes del Pacífico, se acercaba el lunes a las costas mexicanas y es posible que se transforme en un ciclón más tarde, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Los pronósticos mostraban que el centro de Beatriz rozaría las costas del Pacífico mexicano, cerca de balnearios como Puerto Vallarta y Manzanillo a partir de las primeras horas del martes.

Aunque en principio no se espera que el centro de la tormenta impacte de lleno en tierra, el Servicio Meteorológico de México alertó sobre lluvias de intensas a torrenciales en los estados de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco capaces de producir deslaves e inundaciones.

Pero sólo un leve viraje hacia el este de la ruta pronosticada frente a las costas sería suficiente para que el centro de la tormenta impacte en tierra.

"Es probable un fortalecimiento adicional en las próximas 36 horas y se pronostica que Beatriz se convierta en huracán esta noche", dijo el CNH, con sede en Miami, en un reporte emitido a las 2100 GMT.

La tormenta, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, se ubicaba a unos 255 kilómetros al sur-sureste del puerto de Manzanillo, en el estado de Colima, moviéndose en dirección nor-noroeste a una velocidad de 13 kilómetros por hora.

Una advertencia de huracán estaba en efecto desde el balneario de Zihuatanejo hasta Cabo Corrientes y desde Cabo Corrientes a La Fortuna, dijo el CNH.

En Colima, autoridades dijeron que estaban disponibles más de 200 albergues para recibir a unas 30.000 personas.

Beatriz ya provocaba el lunes fuertes lluvias en algunas regiones, como el balneario de Acapulco, en el estado de Guerrero.

Los huracanes en el Pacífico mexicano usualmente afectan centros turísticos y no instalaciones petroleras, que se ubican en su mayoría en aguas del Golfo de México.

A inicios de junio, el huracán Adrián se formó también en aguas del Pacífico pero se disipó después, alejado de la costa.