México DF. La tormenta tropical Nate se desplazaba este viernes por aguas del Golfo de México rumbo a las costas mexicanas, donde impactaría con fuerza de huracán, mientras diez trabajadores contratistas de la petrolera estatal Pemex que fueron evacuados seguían perdidos.

Nate, la tormenta número 14 de la intensa temporada de huracanes del 2011, descargaría lluvias fuertes en los estados de Campeche, Tabasco y Veracruz, una zona donde se ubican los principales puertos petroleros de México, uno de los mayores productores de crudo del mundo.

En un reporte de las 1500 GMT, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que la tormenta, que llevaba vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora (kph), se desplazaba a 6 kph hacia el noroeste.

Una alerta de vigilancia de huracán estaba vigente desde el puerto de Tampico hasta el puerto de Veracruz y una advertencia de tormenta tropical se mantenía desde Chilitepec hasta Celestún.

"El centro de Nate se aproximará el domingo a la costa de México (...) podría convertirse en huracán el sábado", dijo el Centro en su informe.

El Servicio Meteorológico de México dijo que las fuertes lluvias podrían favorecer escurrimientos y deslaves en zonas montañosas e inundaciones en zonas bajas, además de un oleaje elevado en el sur del Golfo de México.

Trabajadores desaparecidos. La petrolera estatal Pemex dijo el viernes que seguían desaparecidos 10 trabajadores contratistas que se extraviaron tras evacuar una instalación de la empresa Geokenetics poco después del mediodía del jueves, ante la llegada de la tormenta.

"Debido a las condiciones climatológicas que prevalecen en la costa de Tabasco, provocadas por la tormenta 'Nate', las dos embarcaciones al servicio de Pemex que se han dado a la búsqueda de los trabajadores, no han localizado hasta el momento a ninguno de ellos", dijo la compañía.

Un portavoz de Pemex dijo que las labores de búsqueda se han complicado debido a las malas condiciones del clima.

Agregó que no había sido evacuada ninguna plataforma petrolera de producción o de exploración y que las operaciones de Pemex seguían desarrollándose normalmente.

Los puertos de Dos Bocas y Cayo Arcas, sobre la costa del Golfo, estaban cerrados desde la tarde del miércoles. Desde estas dos terminales junto con Coatzacoalcos, México envía la mayor parte de sus exportaciones de crudo, sobre todo al mercado de Estados Unidos.

Nate se ubicaba a 225 kilómetros al oeste-noroeste de la ciudad de Campeche, dijo el Centro.