Miami. La tormenta tropical Emily podría provocar fuertes lluvias en Puerto Rico y República Dominicana el martes, mientras se mueve por el Mar Caribe en un trayecto que podría incluir al empobrecido Haití.

Emily se ubicaba a unos 425 kilómetros al sudeste de la capital puertorriqueña de San Juan a las 12:00 GMT, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Emily, la quinta tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico, generaba vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

El fenómeno no representa una amenaza inmediata para las instalaciones de producción de petróleo y gas en el Golfo de México.

En República Dominicana, Puerto Rico y Guadalupe regían alertas por tormenta tropical. También se emitió una advertencia para las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Haití.

La mayoría de los modelos de computadora pronostican que la tormenta podría finalmente marcharse del Océano Atlántico al este de la costa de la Florida luego de pasar por el Mar Caribe.

Pero algunos meteorólogos dijeron que el potencial trayecto de Emily aún es difícil de pronosticar.

"La incertidumbre de los modelos aún es alta en los pronósticos del recorrido de Emily", escribió el experto en huracanes Jeff Masters, de la agencia privada estadounidense Weather Underground, en su blog.