Puerto Príncipe. La tormenta tropical Emily se dirigía este miércoles hacia Haití, amenazando con golpear a una empobrecida nación que lucha por recuperarse del devastador terremoto del año pasado.

Emily estaba a unos 95 kilómetros al sureste de Isla Beata, República Dominicana, cerca de la frontera con Haití, a las 2100 GMT, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

La tormenta ya había provocado lluvia sobre Haití, con vientos sostenidos de 85 kph, y su centro debía pasar sobre el sudoeste de Haití la mañana del jueves, para luego dirigirse durante la noche del jueves al extremo este de Cuba.

Cerca de 600.000 haitianos siguen viviendo en tiendas de campaña y viviendas de lona tras el terremoto de en enero del 2010, que dejó un saldo de más de 300.000 muertos y destrozó la capital, Puerto Príncipe.

El CNH, con sede en Miami, dijo que Emily podría provocar hasta 50 centímetros de lluvia en partes de La Española, la isla caribeña que comparten Haití y República Dominicana.

Haití es especialmente vulnerable a la amenaza de peligrosas inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra debido a lo que los expertos describen como su casi total deforestación.

Las fuertes lluvias pueden ser especialmente problemáticas en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental. En junio, las precipitaciones provocaron inundaciones y movimientos de tierras que dejaron 23 muertos en Puerto Príncipe.

Las inundaciones también empeoraron la epidemia de cólera en Haití, donde unas 6.000 personas murieron desde octubre pasado, luego de que la enfermedad se diseminó a través de agua y comida contaminada.