Tegucigalpa. La tormenta tropical Richard se fortalecía este sábado golpeando a Honduras con fuertes lluvias y vientos y se esperaba que el domingo se convierta en huracán en su ruta hacia Belice, Guatemala y la península mexicana de Yucatán.

Richard se ubicaba a las 15:00 GMT a unos 105 kilómetros del cabo Gracias a Dios, zona fronteriza entre Nicaragua y Honduras, y se desplazaba hacia el oeste a 13 kilómetros por hora (kph) con vientos sostenidos de 100 kilómetros kph, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en un reporte.

"Se espera que Richard se convierta en huracán el domingo", dijo el Centro. "Podría aproximarse a las costas de Belice y sudeste de México el domingo tarde", agregó.

La tormenta número siete de la temporada de ciclones en el océano Atlántico podría tocar tierra en la empobrecida Belice, productor de azúcar, y afectar también el norte de Guatemala y varios estados del sureste de México entre el lunes y el martes.

El gobierno de Honduras lanzó un alerta de huracán para la costa norte del país sobre el mar Caribe debido a que la tormenta podría causar inundaciones y deslaves en esta zona, que ya ha sido golpeada por temporales anteriores.

En la costa hondureña llovía fuerte este sábado, incluida la remota región de la Mosquitia, habitada en su mayoría por indígenas misquitos, que viven en precarias viviendas de ramas de cocoteros.

Desde el viernes Honduras había declarado una alerta en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida e Islas de la Bahía en el litoral Atlántico.

También las autoridades de Belice, México y Guatemala lanzaron alerta a la población.

Al cruzar la península de Yucatán, que está formada por los estados de Quintana Roo, Campeche y Yucatán, Richard podría afectar instalaciones de la petrolera mexicana Pemex en la Bahía de Campeche, pero no alcanzaría plataformas de producción de crudo y gas natural de Estados Unidos en el Golfo de México.