Un amotinamiento en la granja penal de Comayagua, zona central de Honduras, habría terminado en tragedia luego de que los reos iniciaron un incendio en horas de la noche.

La revuelta habría comenzado a las 10:50 de la noche pero no fue hasta las 11:30 en que el Cuerpo de Bomberos pudo comenzar a controlar el siniestro.

El Jefe del Cuerpo de Bomberos en Comayagua, coronel Leonel Silva, informó que habrían muerto varios de los reclusos, pero que no pueden confirmar el número.

De acuerdo al informe de Silva, las labores de rescate habrían sido retrasadas por seguridad debido a los disparos que se escuchaban en la zona.

Los privados de libertad que fueron rescatados y los que resultaron heridos fueron trasladados al Hospital Santa Teresa, ubicado en la ciudad de Comayagua, en el centro de Honduras.

Al menos dos de los heridos fueron remitidos al hospital Escuela enTegucigalpa debido a las extensas quemaduras que sufrieron en sus cuerpos.

Radioemisoras de Comayagua informaron que familiares de los reos han abarrotado el centro asistencial y la zona aledaña del centro penal en espera de conocer datos sobre el estado de sus parientes, a tal punto que el paso vial por el bulevar Cuarto Centenario y la carretera que conduce de Comayagua a San Pedro Sula han sido cerrados.

El 17 de mayo de 2004 murieron calcinados 107 reos de la granja penal de San Pedro Sula, producto de un incendio originado por un corto circuito. El Estado de Honduras fue demandado por este caso .