Buenos Aires. La colisión de un tren en una concurrida terminal de la capital argentina dejó al menos 49 muertos y más de 600 heridos el miércoles, en uno de los accidentes ferroviarios más graves en la historia del país, dijeron autoridades.

El accidente ocurrió cuando el tren de la línea Sarmiento, que ingresaba en la estación de Once desde la periferia de Buenos Aires, no consiguió frenar y chocó contra el tope del andén.

"Hay 48 (adultos) y un menor muertos", dijo a periodistas el comisario de la Policía Federal Néstor Rodríguez.

El director del servicio de emergencias SAME, Alberto Crescenti, informó a los medios que los heridos son al menos 600.

Previamente, el secretario de Transporte de Argentina, Juan Pablo Schiavi, precisó que el accidente ocurrió con "un tren que entraba a la terminal de Once a 26 kilómetros por hora en la punta del andén".

"Suponemos que hubo algún desperfecto con los frenos. El tren impacta a 20 kilómetros por hora contra el paragolpes, esto produjo que se plegara un tren sobre otro", agregó.

En los últimos meses se produjeron varios accidentes ferroviarios graves en Buenos Aires y su populosa periferia, donde gran parte de las líneas de los llamados trenes suburbanos se encuentran en estado precario de mantenimiento, según denuncias de usuarios y empleados.

Un sindicato de trabajadores ferroviarios culpó del accidente a la empresa TBA, la concesionaria de la línea de trenes Sarmiento, a la que acusó de no mantener en condiciones adecuadas el servicio.