El derrumbe en la mina Pata de Gallo en Jalisco, México, provocó la muerte de tres personas dedicadas a recolectar materiales, informó la Secretaría de Economía del país norteamericano.

La Unidad Estatal de Protección Civil de Jalisco dio a conocer que el derrumbe en la mina a cielo abierto ocurrió cuando los trabajadores ya habían terminado sus labores del día.

El ministerio Público estatal ya inició las investigaciones periciales para determinar las causas del siniestro y señalar a probables responsables, según refiere CNNMéxico.

En el lugar, los equipos de rescate se encargaron de remover el material colapsado para verificar si había más personas atrapadas, pero en la madrugada se llegó a la conclusión que las víctimas sólo eran los tres recolectores de material.

El colapso ocurrió en el municipio de Hostotipaquillo en la mina de ópalo conocida como Pata de Gallo.

La mina se localiza en el kilómetro 17 de la carretera Guadalajara-Tepic, entre los Estados de Jalisco y Nayarit, en el occidente de México.

El incidente en Jalisco coincide con una explosión en un pocito carbonero en el municipio de Sabinas, en Coahuila. Los equipos siguen trabajando para rescatar a los mineros que quedaron sepultados. Hasta el momento, se han recuperado siete cuerpos.