Arabia Saudita.  Estados Unidos y Arabia Saudita firmarán durante la visita del presidente Donald Trump a Riad una declaración de intenciones para un megaacuerdo armamentístico por un volumen de más US$110.000 millones.

Así lo informó este sábado un portavoz de la Casa Blanca en la capital saudí. El acuerdo prevé que, en un plazo de diez años, Arabia Saudita compre a Estados Unidos armas por un total de unos US$350.000 millones, por lo que se trataría de uno de los acuerdos armamentísticos más grandes jamás pactados entre los dos países. 

"Este paquete de equipos y servicios militares apuntala a largo plazo la seguridad de Arabia Saudí y de la región del Golfo con vistas a las amenazas iraníes", explicó el portavoz a periodistas que acompañan a Trump en su visita a Riad.

El mismo portavoz agregó que el acuerdo también refuerza la posibilidad del reino saudí de participar en operaciones antiterroristas, rebajando de esta manera la presión sobre el Ejército estadounidense. 

Industria armamentística saudí. Ya antes de la llegada de Trump a Riad, medios estadounidenses habían informado del proyectado acuerdo.

Según el diario Washington Post, el acuerdo prevé la entrega a Arabia Saudita de barcos para la guardia costera, el sistema de defensa antiaérea THAAD contra misiles de corto y medio alcance, vehículos blindados, misiles, artefactos explosivos y municiones.

Fuentes consultadas por el medio dijeron que algunos de los equipos militares podrían ser fabricados o ensamblados en Arabia Saudita, lo que ayudaría al objetivo de reforzar la industria armamentística saudí.