Yakarta. Un tsunami que azotó remotas islas en el oeste de Indonesia luego de un terremoto frente a la costa de Sumatra dejó más de 100 muertos, dijeron funcionarios este martes, y cientos de personas siguen desaparecidas.

El sismo de magnitud 7,5 sacudió el área a 78 kilómetros al oeste de Pagai Sur, una de las islas de Mentawai, este lunes por la noche.

El legislador local Hendri Dori Satoko dijo a Metro TV que la última cifra era de 108 muertos y 502 desaparecidos.

La mayoría de los edificios en la localidad costera de Betu Monga quedaron destruidos, dijo Hardimansyah, un funcionario de la rama regional del Departamento de Pesca.

"De las 200 personas que viven en ese pueblo, sólo se ha hallado a 40. Permanecen desaparecidos 160, principalmente mujeres y niños", dijo a Reuters por teléfono.

"Tenemos gente que ha acudido al puesto de seguridad diciendo que no podían encontrar a sus hijos, que fueron arrastrados. Mucha gente está llorando", añadió.

Hardimansyah, quien tiene sólo un nombre, indicó que un 80 por ciento de las casas de la zona resultaron dañadas y que los suministros de comida eran escasos.

Un barco con turistas en el que iban entre ocho y 10 australianos perdió el contacto por radio desde que ocurrió el sismo, según un comunicado del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia. 

El centro vacacional de surf Macaronis, en la isla Pagai Norte, también resultó fuertemente afectado. En un comunicado de prensa oficial, World Surfaris precisó que Macaronis "experimentó un nivel de devastación que dejó al centro vacacional inoperable".

Devastación en zona turística. Reportes en Facebook de un surfista en el centro vacacional sugirieron que todas los poblados fueron "borrados" por el tsunami.

Un reporte subido al sitio electrónico Surfaid por uno de los miembros de la organización humanitaria describió que hubo grandes olas de tres metros de alto que arrasaron con el lugar, que se estrellaron botes y estallaron en llamas.

Huéspedes y la tripulación de un barco fueron arrastrados por las olas hacia un lugar selvático y tardaron más de una hora en encontrar su camino de regreso a la playa, dijo Tom Plummer, parte del personal.

"Había muchos escombros flotando en el agua, incluyendo taburetes de bar y otras piezas del mobiliario del Macaronis Resort", narró.

Satoko, jefe del gobierno regional en la zona afectada, dijo a Metro TV que algunos de los desaparecidos podrían estar refugiados en tierras más altas.

La policía local en las islas Mentawai buscaba desaparecidos y establecía puestos de emergencia, dijo Ronald, agente de la policía en la comisaría de Sikakap.

"Prevemos que habrá personas que necesiten suministro de alimentos y refugio. Está lloviendo muy intensamente, el viento es muy fuerte", dijo.

Mudjiarto, jefe de la unidad de respuesta a desastres del Ministerio de Sanidad, señaló a Reuters que se habían hallado dos cadáveres cerca de la isla de Sipora y que había varios aún desaparecidos.

En la isla Pagai del Sur las olas penetraron unos 600 metros en las localidades costeras, mientras que en Pagai Norte las olas alcanzaron los tejados de las casas, añadió.

En diciembre del 2004, un tsunami causado por un terremoto de magnitud superior a 9 en aguas de Sumatra dejó más de 226.000 personas fallecidas. Es el tsunami con más víctimas mortales de los que se tienen registro.