Hanga Roa. El gobernador Marítimo de Isla de Pascua, Claudio Montenegro, confirmó la tarde de este viernes que el oleaje superó el estándar habitual por 80 centímetros, según mediciones de sistemas oceanográficos de la Armada chilena.

El alza en la marea, producto del terremoto de 8,9 grados Richter y tsunami que azotó a Japón más temprano, aún no representa un riesgo para los más de 4.500 habitantes de la isla también conocida como Rapa Nui, que se encuentran refugiados en zonas de seguridad.

Montenegro dijo al canal de televisión estatal TVN que "se ha producido una diferencia de altura de mar de hasta 80 centímetros, entre 20 y 30 minutos ha durado ese proceso. Efectivamente es anómala esa situación, pero de ninguna manera peligrosa".

Pese a que el eventual tsunami que afectaría la isla se ha retrasado, el funcionario público dijo que aún "estamos analizando lo que está pasando y esperando que se produzca el evento".

Rapa Nui cortó su suministro eléctrico voluntariamente para evitar que una posible seguidilla de olas provoque daños mayores en el sistema de distribución. Sin embargo, "las comunicaciones se han mantenido de forma permanente, sin alteraciones", informó Montenegro.

Más temprano, el gobierno había pronosticado olas de hasta tres metros y declarado "Alarma" en su territorio insular y "alerta" en el continental, situación que aún se mantiene.