Estambul. Un periódico turco reportó este miércoles que Turquía detendría su cooperación militar con Israel y no regresaría a su enviado, al que retiró tras una operación israelí para frenar a un convoy de ayuda humanitaria que se dirigía a la Franja de Gaza.

El Gobierno turco dijo que está trabajando en una hoja de ruta para las futuras relaciones con el alguna vez cercano aliado Israel, tras la operación del 31 de mayo en la cual nueve activistas turcos pro palestinos murieron en el ataque.

El reporte del periódico Star sobre las decisiones adoptadas durante una reunión de gabinete esta semana estuvo basado en fuentes anónimas. Un asesor del primer ministro, Tayyip Erdogan, declinó comentar la información.

El periódico dijo que el gobierno turco había decidido no regresar a su embajador a Tel Aviv, a menos que Israel aporte un miembro para una investigación de la ONU sobre el suceso.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha propuesto una investigación internacional exhaustiva. Israel asegura que está realizando su propia pesquisa, cuyo panel incluye a dos observadores extranjeros.

"Adoptamos una serie de decisiones que cubren presiones y medidas militares, diplomáticas y políticas", dijeron las fuentes según Star.

Además, reportó que los acuerdos militares, incluyendo la modernización de aviones y tanques y proyectos de misiles que según el documento son equivalentes a US$7.500 millones, iban a ser congelados.

La cooperación militar, incluyendo ejercicios conjuntos y entrenamiento de pilotos, también sería detenida, al igual que la inteligencia compartida, precisó Star.

El diario dijo que las sanciones en contra de Israel serían introducidas de forma gradual.

Turquía quiere que Naciones Unidas asuma el control de una investigación sobre los eventos que llevaron a la muerte de nueve activistas a bordo del buque de bandera turca Mavi Marmara, mientras se encontraba en aguas internacionales.

Estambul duda sobre la imparcialidad de la investigación israelí.

Israel asegura que sus soldados abrieron fuego para defenderse de activistas armados con cuchillos y palos y ha señalado que el bloqueo sobre Gaza es necesario para evitar el suministro de armas a los islamistas de Hamas que gobiernan el territorio.

Estados Unidos quiere que los aliados superen sus diferencias dado que un quiebre en su relación podría afectar la estrategia estadounidense en Oriente Medio.