Juan Urzúa, topógrafo de 54 años, será el último en salir y se sabe muy poco de su vida, ya que ha sido el que menos ha hablado, al igual que su familia.

¿Pero quién es este minero? Fue el primero que hizo el contacto con el exterior. Cuando el ministro de minería chileno Laurence Golborne estableció el contacto con la mina, éste respondió "está hablando el jefe de turno, Luis Urzúa. Estamos bien. Esperando que nos rescaten".

Desde ese entonces, hasta las autoridades gubernamentales y la agencia espacial de Estados Unidos lo consideran un líder natural, debido a que por su experiencia fue capaz de organizar al grupo, racionar las comidas, distribuir labores y crear turnos de trabajo.

"Mi hijo siempre ha sido muy disciplinado, en la casa era el que llevaba la batuta entre sus seis hermanos. Como mi marido murió cuando ellos eran pequeños, Luis ha sido el hombre de la casa, el que me ayudó a criar a sus hermanos y el que siempre puso las reglas", relata Nelly Iribarren, madre del 'héroe de Copiapó', según una publicación de El Mundo.

Y es que la vida de este minero no ha sido fácil. Su padre murió asesinado bajo el régimen militar de Augusto Pinochet, por pertenecer al partido comunista. El mismo destino tuvo su padrastro Benito Tapia, quien murió en la caravana de la muerte.

Hoy, ya convertido en un héroe, anotará un nuevo récord mundial, al convertirse en la persona que más ha sobrevivido bajo tierra.