El Cairo. Un grupo de islamistas armados mataron al menos a 15 policías egipcios este domingo y se apoderaron de un tanque del Ejército en un asalto contra una comisaría de policía del Sinaí cerca de la frontera con Israel, en el ataque más mortífero en la región en al menos dos décadas.

El ataque, en que posteriormente un avión israelí destruyó un vehículo usado por los hombres armados para tratar de cruzar la frontera fortificada, fue la primera gran emergencia de seguridad para el presidente egipcio, Mohamed Mursi, que convocó su consejo militar.

La televisión estatal egipcia y responsables militares israelíes dijeron que un grupo islamista era responsable por el ataque.

Israel ha acusado previamente a milicianos palestinos en Gaza de estar involucrados en la actividad militante en el Sinaí, donde se ha propagado la inseguridad desde que el presidente egipcio proestadounidense, Hosni Mubarak, fue derrocado por una revuelta ciudadana el año pasado.

El ataque de este domingo forzará a Egipto y a Israel a relacionarse en momentos en que ambos aún están en el proceso de recalibrar sus relaciones después de que Mursi, un islamista, asumió la presidencia a finales de junio.

También podría probar la relación de Egipto con Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, si se demuestra la implicación de hombres armados palestinos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo: "gracias a la acción determinada de las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) y a Shin Bet (la agencia de seguridad interna), se previno un gran ataque contra civiles israelíes."

La agencia estatal de noticias de Egipto citó a un responsable de seguridad, que dijo que el ataque fue perpetrado por milicianos que se infiltraron desde Gaza a través de un túnel, así como por parte de otros milicianos de dos regiones en la península del Sinaí, en Egipto.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, llamó a una "acción egipcia determinada" para "impedir el terror en Sinaí."

"Elementos de una organización yihadista condujeron vehículos hacia uno de los puestos de control al sur de la frontera con Rafah," informó la televisión estatal egipcia. Agregó que 15 responsables de las fuerzas de seguridad habían sido abatidos a tiros y que al menos 7 resultaron heridos.

No estaba claro cuántos atacantes estuvieron involucrados en el incidente.

"Hubo un intercambio de fuego con los atacantes que se apoderaron de un tanque del Ejército y lo usaron para realizar un segundo ataque en Rafah," sostuvo un informe de la televisión egipcia.

La portavoz del Ejército israelí Avital Leibovich dijo que hombres armados se habían apoderado de dos vehículos. Uno explotó y el segundo fue destruido por un avión israelí.

"Hasta ahora, no sabemos de otros terroristas que aún estén en el área. Hay algunas comunidades israelíes en las cercanías y se ha pedido a los residentes que se queden en sus casas," agregó.

Una fuente de seguridad egipcia dijo que el cruce fronterizo de Rafah con Gaza había sido cerrado "en forma indefinida" después del ataque.

Frontera fortificada. En un comunicado, un portavoz de Netanyahu dijo: "Los terroristas que mataron a los hombres de seguridad egipcios se apoderaron de dos vehículos militares egipcios e intentaron entrar en la frontera israelí."

Agregó que el vehículo que intentó pasar por la frontera fuera destruido en el cruce de Kerem Shalom hacia el sur de la Franja de Gaza, una zona militar donde se intersectan las fronteras de Israel, Egipto y Gaza.

Un periodista de televisión en el norte de Sinaí dijo que el área fue cerrada por fuerzas de seguridad egipcias, que bloquearon la carretera desde la principal ciudad de al-Arish en dirección al cruce de Rafah en la frontera con Gaza.

Más temprano este domingo, un ataque de la fuerza aérea israelí acabó con la vida de un hombre armado palestino de un grupo islamista radical e hirió a otro cuando se desplazaban en una motocicleta en el sur de Gaza, cerca de la frontera egipcia.

No era posible confirmar de inmediato si ambos incidentes estaban relacionados.

Gaza está controlada por Hamás, un movimiento islamista palestino que, aunque es hostil hacia el Estado judío, es considerado demasiado moderado por muchos salafíes y que algunas veces se ha enfrentado con ellos en operaciones de orden y seguridad.

Hamás condenó el ataque y cerró los túneles hacia Egipto a través de los cuales interna bienes en contrabando, para evitar un bloqueo egipcio-israelí. Residentes dijeron que el ambiente era tenso.