Montevideo. Un total de 1.884 personas continúan fuera de sus hogares a consecuencia de la crecida del río Uruguay en el oeste del país, aunque el nivel de sus aguas sigue bajando, informó este miércoles el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

En el departamento de Paysandú localizado a unos 400 kilómetros al noroeste de Montevideo se registraron 1.082 desplazados, difundió la entidad en un comunicado en la capital del país.

Explicó que del total de desalojados, 1.538 dejaron sus viviendas por cuenta propia para trasladarse a lugares más seguros como casas de familiares o conocidos, mientras que 346 se instalaron en refugios oficiales.

En Paysandú el nivel del agua ha bajado hasta 6,91 metros, es decir, casi un metro menos de lo que registraba hace dos días.

En el departamento de Salto, localizado a unos 100 kilómetros al norte de Paysandú, el número de damnificados se mantiene en 469, al tiempo que el afluente que sirve como límite con Argentina disminuyó su crecida hasta 11,33 metros.

El reporte del Sinae detalló que en la ciudad norteña de Bella Unión en el departamento de Artigas el número de personas desalojadas sigue en 333, mientras que el nivel del río está en 6,2 metros.

La semana pasada, el presidente de Uruguay José Mujica sobrevoló las zonas afectadas y declaró que estaba muy impresionado por la situación de los desalojados, que en ese momento sumaban 1.919.