Brazzaville. Un tren descarriló y cayó por un barranco en República del Congo dejando unos 60 muertos y cientos de heridos, dijo este martes una fuente de una compañía nacional de trenes, en un nuevo accidente en una trágica línea ferroviaria del país productor de petróleo de África Central.

El accidente ocurrió a última hora de este lunes luego de que el tren partió de la ciudad costera de Pointe-Noire, en la línea que une Chemin de Fer con la capital Brazzaville, una línea en la que han ocurrido al menos dos accidentes graves en los últimos años.

"Desgraciadamente, el tren tomó una curva que resultó ser mortal", dijo la fuente de la compañía ferroviaria, que no quiso ser identificada porque no tenía autorización para hablar públicamente.

Cuatro de los vagones cayeron por el barranco cerca de la estación de Yanga, a unos 60 kilómetros de Pointe-Noire, agregó.

Unos 60 cuerpos fueron recuperados del lugar del accidente al mediodía del martes y unas 450 personas eran tratadas por heridas, según un funcionario del hospital Adolphe Cisse en Pointe-Noire, que pidió el anonimato.

Funcionarios del Gobierno tenían previsto dar una conferencia de prensa más tarde el martes.

Al menos 50 personas murieron en la misma línea en 2001, muchos de ellos calcinados, cuando dos trenes colisionaron en Mvougounti, unos 75 kilómetros al este de Pointe-Noire.

En 1991, unas 100 personas murieron cuando un tren de pasajeros embistió a uno de cargas, también en Mvougounti.

La falta de carreteras y un sistema ferroviario disfuncional entre las principales ciudades complican los viajes y contribuyen al elevado costo de los alimentos y de los productos importados en la capital y en los países vecinos que no tienen salida al mar.

Ingenieros chinos comenzaron a trabajar a finales del año pasado en una línea ferroviaria de US$500 millones que una el centro petrolero de Pointe-Noire con Brazzaville, un proyecto que implicará cruzar selvas ecuatoriales y elevadas montañas.

El país, que exporta millones de barriles de petróleo pero cuya población sigue siendo mayoritariamente pobre, está buscando diversificar su economía a medida que las reservas de petróleo decaen.