Cuando se promulgue la futura ley de matrimonio igualitario, las parejas heterosexuales y homosexuales podrán elegir el orden del apellido de sus hijos. En el caso de las parejas heterosexuales se mantendrá en la ley el orden actual con el apellido del padre y luego el de la madre, pero si de común acuerdo desean invertirlo, podrán hacerlo.

En el caso de los homosexuales, si no logran acuerdo a la hora de elegir, el orden irá a sorteo

Este punto era uno de los que venía trancando la votación del proyecto en la comisión de Constitución y Códigos de Diputados, y este miércoles los legisladores lograron el acuerdo. El proyecto se votará en la Cámara el próximo martes 11, y contará con los votos del Frente Amplio y de parte de la bancada del Partido Colorado. El Partido Nacional, que tampoco lo votó ayer, presentará proyectos propios.

El orden que elijan las parejas para nombrar a sus hijos deberán mantenerlo en toda su descendencia.

El diputado socialista Julio Bango destacó a El Observador que lo primordial es que la Constitución “concederá igualdad de derechos a todos sin distinciones de raza y orientación sexual”, a diferencia de la actualidad.

En tanto, el diputado Aníbal Pereyra (MPP), destacó lo “revolucionario” del proyecto y la incorporación a la legalidad del país de “conceptos que generan más equidad”.