Montevideo. En medio de un clima de tensión, el Senado uruguayo pospuso para el próximo martes el tratamiento del protocolo de adhesión a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), luego de que este jueves la Cámara de Diputados ratificara el proyecto con 61 votos en 67 presentes.

La Cámara Alta, que había anunciado que abordaría el tema en forma "grave y urgente", pospuso la votación atendiendo a un pedido expreso de los partidos Nacional y Colorado, que solicitaron mayor tiempo para informarse sobre la iniciativa.

El tratamiento del protocolo fue propuesto por el senador frenteamplista Alberto Couriel, quien solicitó que se ratificara el proyecto para que la presidencia pro témpore del bloque fuera abandonada por el presidente ecuatoriano Rafael Correa. Para ello, el voto de Uruguay era clave.

Desde la oposición se reaccionó duramente. Afirma que los senadores colorados se retiraron de sala y que el nacionalista Luis Alberto Lacalle acusó al Frente Amplio (FA) de "totalitarismo", según informa El Observador.

Lacalle dijio que la actitud sorpresiva del oficialismo "pone fin a la política de contacto" del Partido Nacional con el gobierno.

Luego llegó una etapa de mediación del senador nacionalista Jorge Larrañaga y luego de un cuarto intermedio se solicitó que el tratamiento del tema se pospusiera para el próximo martes.

De ser aprobado el protocolo, Uruguay se convertiría en el noveno país en adherirse al bloque, cantidad necesaria para que la Unasur -con 12 países miembros- entre formalmente en vigor.

El Tratado Constitutivo de la Unasur fue firmado en Brasilia en mayo de 2008 por los presidentes de todos los países de América del Sur. Ya adhirieron al acta fundacional Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela; falta la ratificación de Brasil, Colombia, Paraguay y Uruguay.