Caracas. El gobierno de Venezuela envió este domingo un contingente humanitario a Ecuador para atender a las personas afectadas por el fuerte terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter ocurrido la víspera, el cual ha dejado 233 personas fallecidas y más de 500 heridas.

El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Gustavo González López, informó en nota de prensa que el grupo de ayuda "Fuerza de Tarea Humanitaria Simón Bolívar" está integrado por personal médico y otros especialistas en materia de rescate, para atender a las personas que se encuentran en situación crítica.

"He recibido la instrucción precisa del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, de activar la ´Fuerza de Tarea Humanitaria Simón Bolívar´ y en ella se ordenó el apresto operacional. En este avión rumbo a Manta van expertos compatriotas a ayudar en las tareas de salvamento", indicó González López.

Detalló que los funcionarios apoyarán con aeronaves no tripuladas a distancia del VEN-911 y varias unidades caninas entrenadas, para la evaluación y rastreo de los diferentes puntos que fueron golpeados por el temblor.

Los especialistas venezolanos que parten a la ciudad de San Pablo de Manta, en la provincia de Manabí (oeste), cuentan con una amplia experiencia de participación en 57 misiones en África, Asia y otros países de América Latina.

En ese sentido, el titular de la cartera de Interiores, Justicia y Paz venezolano puntualizó que en estas primeras 48 horas, el equipo de trabajo efectuará labores de ayuda en las provincias costeras que resultaron más afectadas.

Además de este equipo de ayuda, Venezuela estará enviando un segundo contingente en las próximas horas, el cual irá acompañado de maquinaria de trabajo pesado para estructuras colapsadas, unidades vehiculares, plantas de iluminación y una potabilizadora de agua.

Esta nación suramericana, que asumió este domingo la presidencia Pro Témpore de Gestión de Riesgo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), se ha comprometido en ayudar al gobierno de Quito en este momento de "aflicción".

Ante las consecuencias de esta catástrofe natural, el gobierno ecuatoriano de Rafael Correa declaró Estado de Excepción Nacional y el estado de emergencia en las provincias de Manabí, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Santa Elena y los Ríos.

Asimismo, el mandatario informó en su cuenta en la red social Twitter que la "cifra oficial de fallecidos sube a 233. Barrio Tarqui de Manta muy afectado. Pedernales destruidos".