El Cairo. El nuevo vicepresidente de Egipto prometió este jueves castigar a todos los responsables de incitar a la violencia, así como liberar a los jóvenes detenidos en las protestas contra el gobierno que no hayan participado en hechos punibles, informó la televisión estatal.

Omar Suleiman también indicó que el hijo del presidente Hosni Mubarak no será candidato a presidente, un puesto que muchos egipcios suponían que ya tenía asegurado.

Los anuncios fueron publicados como titulares en la pantalla del canal.

La probabilidad de que Gamal Mubarak asuma como presidente pareció disminuir enormemente cuando su padre nombró a Suleiman la semana pasada, pero la declaración del vicepresidente fue el primer indicio oficial de que no será candidato.