Este viernes se cumplen dos semanas del desastre natural que golpeó fuertemente a Japón, hasta el momento la cifra de fallecidos a causa del terremoto y posterior tsunami se ubicó en 10.035, mientras los desaparecidos ascienden a 17.443, de acuerdo con el más reciente reporte de las autoridades niponas.

Entretanto las personas evacuadas de sus lugares de origen a consecuencia de estos desastres superan los 250.000, distribuidos en 1.900 centros.

Mientras tanto la planta nuclear de Fukushima 1 continúa siendo uno de los focos de preocupación de las autoridades japonesas, reseñó una nota el portal de la agencia Prensa Latina.

La empresa Tokyo Electric Power Co., responsable por la central, informó hoy que tres trabajadores de la planta estuvieron expuestos a agua proveniente de la central que contenía materiales radiactivos 10 mil veces del nivel normal.

Sobre esa base las autoridades estiman que una parte del combustible del reactor 3 o bien del que permanece almacenado en la piscina de barras usadas haya sufrido daños.

Las cifras oficiales dan cuenta de 17 personas todos trabajadores de la central quienes han resultado afectados luego de ser expuestos a una radiación superior a los 100 milisieverts.

Mientras tanto algunos alimentos también resultaron contaminados con radiactividad, a saber la leche cruda, varios tipos de vegetales y el agua de grifo en zonas cercanas a la central.

La contaminación con material radiactivo fue confirmada antes en varios vegetales, leche cruda y agua de grifo en zonas cercanas a la planta y en la región este del país.

Por ahora prosiguen los esfuerzos en la planta nuclear para lograr el restablecimiento del servicio eléctrico de los reactores.

Estas acciones son imprescindibles para alcanzar el enfriamiento de los reactores y evitar así una tragedia nuclear de mayores magnitudes.