Buenos Aires, Xinhua. El volcán Copahue, a unos 1.500 kilómetros al sudoeste de la capital de Argentina en la patagónica provincia de Neuquén, provoca en las últimas horas una "cadena de sismos", que obligó a suspender las clases en los colegios del norte del distrito.

La información, que revela el diario Los Andes de la provincia de Mendoza, unos 1.200 kilómetros al oeste de esta capital que limita con Neuquén, agrega que las autoridades decretaron "alerta amarilla" en la zona.

La situación, confirmada por autoridades de la Defensa Civil de Neuquén, aseguraron que "el volcán vuelve a estar más activo y en las últimas horas se registró una gran cantidad de sismos" por lo que "se decidió suspender las clases" en todos los colegios.

A su vez, el intendente de Caviahue, Oscar Mansegosa, junto al director de Defensa Civil local, Adrián Arias, y el vulcanólogo Alberto Caselli, decidieron elevar a "amarilla" el nivel de alerta ante la actividad del volcán.

Añadieron que el ServicioNacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin) ubicó en "naranja" la alerta en la región y advirtió que en las próximas horas podrían producirse erupciones explosivas "con intensidades mayores" a las registradas en diciembre pasado.

En Chile, se extendió hasta seis kilómetros el área de exclusión desde la boca del volcán porque "la sismicidad registrada durante las últimas 24 horas se incrementónotoriamente, registrándose 10.931 sismos de baja magnitud, con un promedio de 455 eventos por hora, posiblemente relacionados con procesos complejos asociados con el ascenso de cuerpo magmático".

En ese contexto, comentó el intendente Mansegosa, "en el caso de que se produzca una erupción el área de peligro abarcará 15 kilómetros en torno del volcán" lo que generará peligro en territorio argentino.