Santiago. El volcán Calbuco en Chile lanzó este viernes una nueva columna de humo, mientras una nube de cenizas avanzó hacia la zona central del país y a territorio argentino, lo que obligó a varias aerolíneas a cancelar vuelos hacia Santiago y Buenos Aires.

El Calbuco, un macizo de 2.003 metros de altura ubicado en la sureña región de Los Lagos, entró inesperadamente en erupción la tarde del miércoles para acrecentar su actividad con la expulsión de cenizas por algunas horas la madrugada del jueves.

Luego de permanecer en calma durante la noche, el tercer volcán más peligroso en Chile retomó una moderada actividad.

"Estamos con (emanación) de cenizas, es una situación menor. Pero no es descartable que durante el día, en las próximas horas podamos tener un nuevo pulso (eruptivo)", dijo Rodrigo Álvarez, director del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

El viernes, flujos de sedimento desde el volcán llegaron al Lago Chapo, en la cercanías del Calbuco.

El material particulado también se acercó de forma incipiente hacia la capital argentina, Buenos Aires, lo que llevó a Delta Air Lines, Air France y American Airlines a suspender sus vuelos a Ezeiza, el principal aeropuerto internacional de Argentina.

El Calbuco estuvo dormido por casi medio siglo y su erupción repentina activó un plan de evacuación de más de 4.000 personas y la aplicación de una zona de exclusión de 20 kilómetros alrededor del volcán.

Las autoridades decidieron permitir por algunas horas el ingreso a la zona de exclusión a personas que habían sido evacuadas para poder revisar sus casas, animales y retirar vestimenta y medicamentos.

Según algunos pobladores, varias casas habían sido arrastradas por aluviones producidos tras la erupción.

"Este es un proceso (volcánico) que es complejo y que puede durar semanas", pronosticó Álvarez.

Tras la erupción del Calbuco, los expertos identificaron la formación de al menos seis cráteres, una señal de la fuerza del fenómeno que también se ha manifestado con una columna de material piroclástico de hasta 17 kilómetros de altitud.

La nube de cenizas llegó la mañana del viernes a la zona central del país.

Vueos cancelados, salmoneras afectadas. El material particulado también se acercó de forma incipiente hacia la capital argentina, Buenos Aires, lo que llevó a Delta Air Lines, Air France y American Airlines a suspender sus vuelos a Ezeiza, el principal aeropuerto internacional de Argentina.

"Cancelaron vuelos por una cuestión de precaución, por temor a no poder aterrizar por una nube de cenizas o que después el avión no pueda volver", señaló a Reuters un portavoz de la Administración Nacional de Aviación Civil Argentina, que no descartó que más compañías tomen la misma determinación.

Delta Air Lines y American Airlines también cancelaron vuelos procedentes de Miami y Dallas hacia Santiago. Además, Air France, Air Canada y Quantas Airways suspendieron sus salidas desde Santiago.

Sin embargo, LAN, unidad en Chile de LATAM -la mayor aerolínea de la región- informó que su operación nacional e internacional en el país "se encuentra normal".

En la zona aledaña al macizo, una densa capa de ceniza y piedrecillas cubrió las calles de pueblos, mientras que reportes de radioemisoras mencionaron el desborde de ríos, además del colapso de algunas casas y escuelas por el peso de los residuos sobre sus techos.

Las firmas salmoneras también sufrían las consecuencias de la nube de cenizas emanada del Calbuco.

"Producto del estado de las rutas, se logró ingresar a la planta en la tarde del día de ayer (jueves) donde se pudo constatar a primera vista los daños y el nivel de impacto que la erupción causó, los cuales han sido significativos", dijo Pesquera Camanchaca en un documento al regulador de valores.

Los títulos de Camanchaca se derrumbaban un 5,3%, a 26,64 pesos, mientras que los papeles de AquaChile bajaban un 2,4%, a 365 pesos, en la Bolsa de Comercio de Santiago.