Managua. El volcán Telica, uno de los más activos de Nicaragua y que la semana pasada generó varios sismos, registró el miércoles una explosión que expulsó una columna de gases y ceniza a más de un kilómetro de altura en el oeste del país, dijeron autoridades de geofísica.

La explosión puso en alerta a la Defensa Civil, pero aún no estaban previstas evacuaciones de pobladores en las comunidades aledañas al volcán, una formación de 1.061 metros sobre el nivel del mar.

"Ha sido la explosión más grande de la actividad que ha tenido el volcán en los últimos seis o diez días", dijo a periodistas la encargada de geofísica del Instituto de Estudios Territoriales (Ineter), Angélica Muñoz.

Las cenizas volcánicas cayeron sobre cultivos y techos de viviendas de comunidades campesinas cercanas al volcán Telica, en el departamento de León.

El volcán también ha originado decenas de movimientos sísmicos de entre 1 y 3,3, con profundidades que oscilan entre 1 y 5 kilómetros, según datos del Ineter.

La explosión del miércoles podría haber ayudado a desbloquear el cráter del Telica, que estaba cerrado por materiales desprendidos de sus laderas, dijo la funcionaria del Ineter.

"Con esta actividad que tuvo el volcán el día de hoy pensamos y creemos que el orificio principal está abierto y va a seguir su actividad con explosiones esporádicas y de pequeña magnitud", agregó.

"No descartamos que el volcán siga con su actividad normal, que es echar gases y echar ceniza, y nosotros estamos pendientes del incremento de esta microsismicidad", agregó la directora de geofísica del Ineter.