El volcán mexicano Popocatépetl, ubicado unos 60 kilómetros al sureste de Ciudad de México, emitió este viernes una columna de ceniza de tres kilómetros de altura que no representa peligro para la población, informó el organismo Protección Civil.

La coordinadora general del organismo, Laura Gurza, dijo a Televisa que "se mantiene el semáforo de alerta amarilla", que implica la prohibición de acercarse al volcán en un radio de seguridad de 12 kilómetros.

Después de un tremor que duró varios minutos la mañana de hoy, el Popocatépl lanzó una fumarola que podría provocar lluvia de ceniza en localidades cercanas como Amecameca, en el Estado de México, y la ciudad de Puebla.

Gurza dijo que la actividad se ha estabilizado con tendencia a disminuir y que la columna arrojada por el volcán fue la mayor "en varios años", según indica un despacho de la agencia de noticias DPA.

Según el Centro Nacional de Prevención de Desastres, "este tipo de eventos se encuentran contemplados en los escenarios que corresponde al semáforo de alerta volcánica amarillo fase 2".

Esa fase significa que el volcán puede presentar exhalaciones moderadas, algunas con emisiones de ceniza, explosiones esporádicas leves con probabilidad de emisión de fragmentos incandescentes a corta distancia del cráter y leve incandescencia observable en las noches.