Londres. El sitio web WikiLeaks publicó detalles de lugares en todo el mundo que Estados Unidos considera vitales para sus intereses, despertando críticas de que está ayudando a los militantes a identificar posibles blancos de ataque.

Los detalles son parte de los 250.000 cables diplomáticos obtenidos por el sitio web que están comenzando a hacerse públicos.

La lista comienza con una mina de cobalto en Kinshasa, Congo, y menciona varios lugares en Europa donde compañías farmacéuticas producen insulina, tratamientos para mordeduras de serpientes y vacunas contra la aftosa.

En Oriente Medio, destaca que Qatar será la mayor fuente de gas natural licuado importado en el 2012 y también se refiere al complejo Abqaiq en Arabia Saudita, la mayor planta de procesamiento y estabilización de crudo del mundo, donde Al Qaeda montó un frustrado ataque en el 2006.

Hubo advertencias de que la mención de tantos blancos sensibles en los cables filtrados pudiera ayudar a los militantes.

La publicación de la información despertó una fuerte condena de Estados Unidos y el Reino Unido.

"Déjenme condenar en los términos más duros las filtraciones con información" sobre los sitios, dijo el fiscal general estadounidense, Eric Holder, a periodistas en Washington.

"El pueblo estadounidense ha sido vulnerado por estas acciones que considero arrogantes, equivocadas y que en última instancia no ayudan de ninguna manera", agregó.

Holder también indicó que el Gobierno de Barack Obama estaba considerando usar leyes además del Acta de Espionaje para posiblemente procesar a los responsables de la publicación de la información.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, sostuvo que la divulgación de la lista es "particularmente condenable".

"Hay una gran preocupación, por supuesto, por la revelación de una lista de objetivos que podría ser usada por terroristas o saboteadores", dijo a la radio de la cadena BBC.

El cable describe detalles de complejos cuya pérdida podrían impactar en la salud pública, la economía o la seguridad nacional de Estados Unidos. Fue preparado luego de que el Departamento de Estado encargara a las misiones en el exterior una lista de ese tipo de sitios.

El documento menciona lugares donde los cables de comunicación submarina llegan a rutas terrestres y de energía, incluyendo el oleoducto Baku-Tiflis-Ceyhan, que opera desde Azerbaiyán hasta Turquía.

"Si bien no haremos comentarios sobre detalles específicos en los documentos robados, una lista de infraestructura crítica caería absolutamente dentro de la categoría de material perjudicial que ofrece información valiosa a nuestros adversarios", dijo el portavoz militar estadounidense coronel David Lapan.

"Esta es una de las tantas razones por las que creemos que las acciones de WikiLeaks son irresponsables y peligrosas", agregó.