Managua. La jornada electoral en Nicaragua comenzó hoy en un ambiente tranquilo, pese a los intentos opositores de crear disturbios frente a los pronósticos favorables para el presidente Daniel Ortega, quien aspira a otro mandato por cinco años.

Desde bien temprano, largas filas de personas se congregaron a las afueras de las juntas receptoras de votos (colegios) en esta capital, en espera de la apertura de las votaciones a las 7.00 hora local (8.00 hora peruana).

Igual sucede en otros sitios del país, según demuestran transmisiones en vivo de la televisión nacional y cuya información recoge Prensa Latina.

Predomina en esos lugares un ambiente de familia y muchos ciudadanos optaron por llevar consigo a sus hijos, quienes por primera vez vivirán la experiencia de tomar decisiones en las urnas.

Aproximadamente 3,5 millones de personas, mayores de 16 años de edad, están habilitadas para seleccionar, mediante voto secreto y directo, al presidente y vicepresidente, 90 diputados a la Asamblea Nacional y 20 al Parlamento Centroamericano.

Todos los sondeos señalan el virtual triunfo del mandatario Daniel Ortega, quien lleva como compañero de fórmula al general en retiro Omar Halleslevens.

De acuerdo con la norma jurídica, para resultar electo presidente y vicepresidente, respectivamente, se requiere al menos el 40% de los votos válidos emitidos, como primera variante.

Si ninguno de los candidatos lograra esa proporción, entonces deberá acudirse a una segunda ronda entre los que hayan obtenido el primero y segundo lugar.

Se exceptúan aquellos que, con un mínimo de 35%, superen a quienes quedaron en segundo lugar por una diferencia al menos de cinco puntos porcentuales, estipula la legislación.

El titular del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, informó que los primeros resultados preliminares de los sufragios serán dados a conocer en horas avanzadas de la noche.

La dupla presidencial del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) la componen Arnoldo Alemán y Francisco Aguirre, mientras que la coalición Partido Liberal Independiente (PLI) postuló a Fabio Gadea y Edmundo Jarquín.

Por la Alianza por La República (APRE) van Róger Guevara y Elizabeth Dávila, en tanto el partido Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) escogió a Enrique Quiñónez y Diana Urbina.