Lima. El secretario de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Casas, destacó hoy el compromiso de los gobernantes de la región en la lucha contra el narcotráfico, al abordar este tema de una manera más directa.

En declaraciones a la agencia Andina, Casas informó que justamente en la cumbre de las Américas, que se llevó a cabo en la ciudad colombiana de Cartagena, la  OEA recibió el encargo de los mandatarios de la región de elaborar un informe que ayude a enfrentar al narcotráfico.

Indicó que para cumplir con ese mandato, la OEA empleará el considerable acervo de conocimiento técnico acumulado por la Comisión Interamericana para el Control contra el Abuso de las Drogas (Cicad).

Casas dijo, asimismo, que se apelará a la cooperación de otras agencias del sistema interamericano y del sistema de Naciones Unidas, y se echará mano a la participación de los voceros más calificados de la academia y la sociedad civil.

Señaló que el flagelo del narcotráfico requiere de una respuesta multidimensional en la que el uso de la inteligencia policial y de la presión estatal juegan un papel importante.

Asimismo, respaldó el planteamiento del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, de reforzar la reducción de la demanda de estupefacientes y no centrarse sólo en la interdicción de la oferta, como parte de la lucha antidrogas.

En recientes declaraciones a Andina, Insulza adelantó que esa será una de las propuestas que incluirá en el informe que elabora la OEA y que será presentado en la reunión internacional antidrogas que se desarrollará en Lima, el próximo mes.

Al respecto, Casas sostuvo que dicho informe proveerá a los mandatarios de la región de los insumos necesarios que los ayuden a establecer posibles modificaciones a las políticas públicas en materia de lucha contra las drogas.