San Diego. Excelsior. Aunque una racha de temperaturas más bajas atemperó el problema que ha causado la destrucción de más de 4.000 hectáreas y cientos de residencias, el incendio declarado en el condado de San Diego en Estados Unidos continúa arrasando lo que encuentra en su paso.

Uno de los sujetos acusados de la provocación de los siniestros, Alberto Serrato, se declaró inocente en relación con el presunto incendio intencional de menos de 50 hectáreas en la zona de Oceanside.

Al menos 18.000 residentes han sido desalojados de sus hogares por varias escuadrillas de bomberos que buscan contener las llamas. Se confirma que, al menos, una persona fue encontrada muerta debido al fuego.

"Nos encontramos sorprendidos por el número sin precedentes de incendios en todo el estado. En muchos casos empezaron dos o tres meses antes de lo normal”, dijo a la prensa el director del Departamento de Bosques de California, Ken Pimlott.

En los diversos incendios participan en el combate más de 2.600 bomberos de diversas agencias que luchan por tierra y con ayuda de helicópteros y aviones tanque.

Se estima que hasta el momento los incendios han causado daños materiales por más de US$22 millones.