Lima, Andina. El presidente Ollanta Humala Tasso viajará hoy a Huancavelica para lanzar Pensión 65, uno de los programas sociales emblemáticos de su gobierno, que busca proteger a los adultos mayores en extrema pobreza, uno de los sectores más vulnerables de la población.

Viajará acompañado de la Primera Dama, Nadine Heredia Alarcón, para incorporar a 239 beneficiarios del distrito de Yauli, quienes recibirán un monto de dinero como subvención económica, en el marco de la política de inclusión social que promueve el gobierno en favor de los más pobres del país.

Pensión 65 entregará 250 soles (US$ 92) mensuales a cada beneficiado y en caso de los hogares con más de dos personas que cumplan con los requisitos recibirán 125 soles (US$ 46) por cada uno.

Este programa incorporará este año a un total de 75,000 beneficiarios en los departamentos de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Puno, Ica y Huánuco.

Para el 2012, tiene previsto atender a 167,000 beneficiarios de 14 departamentos con un presupuesto de 241 millones de nuevos soles (US$89 millones), informó la Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República.

Los 20,830 beneficiarios del programa Gratitud en nueve departamentos, que han venido operando desde octubre del año 2010, se incorporan automáticamente a Pensión 65.

El programa Pensión 65 es una de las promesas cumplidas por Humala Tasso y está dirigido a atender a los adultos mayores pobres extremos a partir de los 65 años, que representan un sector particularmente vulnerable de la población.

Su lanzamiento constituye también un primer paso hacia la construcción de una estrategia sostenible de atención previsional no contributiva para la población en situación de pobreza extrema.

Requisitos. Para ser beneficiario de Pensión 65 se requiere tener 65 años de edad y encontrarse en condición de extrema pobreza, de acuerdo a los criterios del Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH), no recibir pensión alguna del sector público o privado ni estar asegurado a ESSALUD.

Asimismo, no estar inscrito en ningún Programa Social del Estado, con excepción del Pronama y el Sistema Integral de Salud (SIS), contar con DNI, y solicitar ser evaluado por el SISFOH.

La subvención de 125 soles (US$46) se deposita mensualmente a los beneficiarios a través de cuentas de ahorro habilitadas en el Banco de la Nación.

Cada beneficiario contará con una tarjeta de débito para disponer libremente de su subvención, lo cual permitirá iniciar un proceso efectivo de inclusión financiera de los adultos mayores de zonas rurales.

Adicionalmente, los beneficiarios quedarán automáticamente afiliados al SIS a fin que reciban atención médica, control permanente, visitas domiciliarias, o medicamentos que requieran.