Lima, Andina. El ministro del Interior, Miguel Hidalgo, viajará a París para participar junto con sus homólogos de 20 países europeos, latinoamericanos y africanos, en una reunión convocada por el Grupo de los Ocho (G-8) cuyo objetivo es forjar una alianza para desmantelar las nuevas rutas del tráfico de cocaína.

En la trascendental cita, que tendrá lugar el 10 de mayo próximo, se discutirá y aprobará una Declaración Política y un Plan de Acción destinados a reforzar la lucha contra el tráfico de drogas.

La presidencia del G-8, ocupada actualmente por Francia, invitó al Perú a participar en la reunión con el fin de determinar los medios que permitirían desmantelar las rutas trasatlánticas de la droga.

Sin embargo, durante las reuniones preparatorias, los representantes peruanos lograron que el tema sea abordado con un enfoque más integral.

De ese modo, pudo incorporarse una cuarta mesa de trabajo con el tema “Otras rutas, otros aspectos, otras perspectivas”, en la que participará el ministro Hidalgo y que tendrá como objetivo abordar la reducción de la oferta en cuanto a cultivos, insumos químicos, fabricación y tráfico, pero también de la demanda por los grandes perjuicios sanitarios y sociales que genera el consumo de drogas.

El G-8 está formado por Rusia, EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Japón, Alemania, Canadá e Italia, países que concentran el 49% de las exportaciones globales y el 51% de la producción industrial del mundo.