Morales puso en la mesa del debate la demanda boliviana de una salida soberana al Pacífico, y solicitó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) acompañar el proceso hacia el retorno boliviano al mar con soberanía.

Piñera, según reportó el diario La Tercera, se mostró molesto la noche del miércoles 21 de septiembre que Morales tocó el tema marítimo en la ONU. Pidió inmediatamente a su comitiva realizar una nota diplomática para tener el derecho a réplica.

Durante su intervención en la Asamblea de la ONU, efectivamente hizo una referencia a la posición expresada por su colega un día antes, asegurando que “entre Chile y Bolivia no existen asuntos territoriales pendientes”.

Insistió que esos temas “quedaron definitivamente resueltos por el Tratado de Paz y Amistad de 1904, es decir, celebrado hace ya más de 100 años. Chile ha otorgado a Bolivia —dijo— facilidades que han ido más allá del tratado”.

Posición. El presidente chileno, según la agencia AFP, afirmó que están dispuestos a dialogar con el gobierno boliviano sobre el tema. “A través de este diálogo vamos a tener la mejor oportunidad de acordar con Bolivia soluciones factibles y útiles para ambos países”, insistió.

Piñera sostuvo que las expresiones de Morales expresaron posiciones contrarias al diálogo y recordó que el Tratado de 1904, que zanjó las diferencias territoriales entre Chile y Bolivia, fue libremente negociado y consentido por este último país.

A diferencia de lo expresado por Piñera, Morales afirmó en el foro internacional que el Tratado de 1904 no garantizó la paz entre ambas naciones y que más bien “ocasionó que por más de un siglo Bolivia no acceda a un puerto soberano”.

El canciller David Choquehuanca aseguró, en reiteradas oportunidades, que Chile incumple el Tratado de 1904, que fijó los límites entre ambos países tras la Guerra del Pacífico de 1879, a través de la cual el país vecino arrebató a los bolivianos su litoral.

El canciller denunció que Chile incumple el libre tránsito a favor de Bolivia, establecido en el tratado. Explicó que no opera la vía férrea Arica-La Paz, y que existen problemas en el tráfico por puertos como Arica. El vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, informó que plantearon que la administración del puerto de Arica pase a manos bolivianas.

* Con información de La Razón y Televisión Nacional de Chile.