Quito. La Policía de Ecuador informó este sabado que evitó el envío de 400 kilos de cocaína que pretendían ser transportados hacia la ciudad de Jeddah, en Arabia Saudí, escondidos en un contenedor de carga en el puerto de Guayaquil.

El tráfico estaba oculto en el contenedor de una empresa de exportación de banano, dentro de maletas escondidas en las cajas de la fruta.

Un total de 391 paquetes, tipo ladrillo, con cinta adhesiva transparente y recubiertos con láminas negras de látex se encontraron en las maletas halladas, precisa un comunicado de la Policía.

La institución del orden señaló que continúa con las investigaciones para dar con los responsables del intento de envío de la droga.