Ramallayh Cisjordania. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo el sábado que quiere un avance en las negociaciones indirectas con Israel antes de pasar a discusiones directas, que Washington quiere que ambas partes retomen.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó esta semana a ambas partes a que reanuden las negociaciones directas para septiembre. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quién se reunió con Obama el martes en Washington, dice que quiere negociar directamente con Abbas.

Pero Abbas enfrenta fuertes críticas internas por el fracaso de negociaciones pasadas y está reacio a acordar negociaciones más directas con el gobierno derechista de Netanyahu.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó esta semana a ambas partes a que reanuden las negociaciones directas para septiembre.

En un discurso en Ramallah, Abbas reiteró la demanda palestina de un avance en las negociaciones indirectas de "proximidad" que están siendo mediadas por el enviado estadounidense para Medio Oriente, George Mitchell, antes de cualquier paso hacia negociaciones directas.

Las negociaciones indirectas se han estado realizando por dos meses."Dijimos que si hay un avance pasaremos a negociaciones directas. Si no hay un avance, ¿cuál sería el beneficio de negociaciones que serán infructuosas e inútiles?", declaró el mandatario.

Abbas habló en un evento religioso para conmemorar la ascensión del Profeta Mahoma al cielo.

El mandatario dijo que los palestinos quieren que las negociaciones indirectas avancen en dos temas: acuerdos sobre seguridad y las fronteras del Estado que los palestinos buscan fundar en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén del Este.

Israel ocupó esos territorios en 1967 durante la Guerra de los Seis Días. "Todavía esperamos alcanzar el éxito que nos permita lanzar negociaciones seria que conduzcan hacia la paz", manifestó Abbas, quién conversó por teléfono con Obama el viernes.

La Casa Blanca dijo que ambos líderes "revisaron vías para avanzar hacia negociaciones directas en el corto plazo".

Abbas señaló que Israel debe dejar de construir asentamientos judíos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén del Este y remover los enclaves bajo un acuerdo final de paz.

El mandatario no repitió su demanda anterior de una detención completa de la construcción de asentamientos como condición para las negociaciones directas.