Naciones Unidas. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, solicitó este viernes a Naciones Unidas que reconozca un Estado para su pueblo, a pesar de que Israel aún ocupa su territorio y Estados Unidos amenazó con vetar la medida.

El portavoz de la ONU Farhan Haq dijo que Abbas entregó al secretario general del organismo, Ban Ki-moon, una carta formal para pedir el pleno ingreso de su Estado al Consejo de Seguridad, que está previsto que se tome un tiempo para considerarlo.

En su discurso ante la Asamblea General, después de entregar la aplicación, Abbas instó a los israelíes a "avanzar por la paz".

Abbas dijo que los palestinos continuarían con la resistencia pacífica y popular a la ocupación israelí y advirtió que la construcción de asentamientos judíos amenaza con destruir la solución de dos Estados y la supervivencia de su Gobierno, la Autoridad Palestina.

Su apelación refleja la pérdida de fe luego de 20 años de fallidas conversaciones de paz mediadas por Estados Unidos, el principal aliado de Israel, y la alarma por la incesante expansión de los asentamientos judíos, que están reduciendo el territorio que los palestinos quieren para un Estado.

También expone la menguante influencia de Washington en una región sacudida por los levantamientos árabes y cambiantes alianzas que han llevado a Israel, a pesar de su fuerza militar, a un mayor aislamiento.

"No es un secreto que el Gobierno estadounidense ha hecho todo lo posible por evitar que vengamos (a Naciones Unidas)", dijo Abbas, de 76 años, a periodistas el jueves.

"Pero vamos sin ninguna duda y continuaremos más allá de la presión (...) porque estamos pidiendo nuestro derecho, porque queremos nuestro Estado independiente", agregó.

Abbas expuso su argumento en un discurso en la Asamblea General de la ONU, donde el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también subirá al podio para expresar que sólo las negociaciones directas entre las dos partes pueden conducir a un Estado palestino.

El presidente estadounidense Barack Obama, que dijo a la ONU hace un año que esperaba que los palestinos tuvieran un Estado llegado este momento, indicó el miércoles que comparte la frustración por la falta de progreso.

Pero también señaló que sólo las negociaciones israelí-palestinas, no las acciones en la ONU, podrán traer la paz, pese a la larga historia de diálogos improductivos.

Abbas recurrió al organismo a pesar de que políticos israelíes y estadounidenses amenazaron con tomar represalias financieras que podrían afectar seriamente a la Autoridad Palestina (AP), que gobierna Cisjordania.

Si eso ocurriera, el negociador palestino Saeb Erekat dijo que la AP podría disolverse, cargando toda la responsabilidad por el control del área a Israel como potencia ocupante.

"Los invitaremos a convertirse en la única autoridad desde el río Jordán hasta el Mediterráneo", declaró Erekat a la Radio Israel.

En Cisjordania, los palestinos expresaron una mezcla de orgullo y cautelosa expectativa de cara a su reclamo por un Estado.

Banderas y retratos de Abbas y su antecesor, el fallecido Yasser Arafat, decoraban edificios en la plaza central de Ramallah, donde los palestinos vieron una transmisión en vivo del discurso del presidente.

"Esto es algo que deberíamos haber hecho hace mucho tiempo", dijo Khaled Shtayyeh, de 42 años, llevando una bandera palestina. "Siempre fue frenado por la presión internacional. Estoy muy orgulloso", agregó.