Heriberto Benítez, abogado el expresidente Alejandro Toledo, consideró excesivo el pedido de prisión preventiva por 18 meses de la Fiscalía para su defendido, por lo cual solicitó al Poder Judicial dictar comparecencia simple.

Indicó que el requerimiento del Ministerio Público es contrario a las normas y tratados internacionales suscritos por el Perú en materia de derechos humanos, dado que, en su opinión, no hay argumentos que justifiquen esa medida.

“La Fiscalía dice que debe estar recluido por 18 meses porque demora la investigación y las cartas rogatorias; sin tener nada de eso piden su detención cuando la Corte Interamericana dice que primero se investiga y luego se detiene”, comentó.

Benítez aseguró que si la Fiscalía desea investigar el presunto cobro de sobornos a la empresa Odebrecht, debe hacerlo solicitando para ello las medidas restrictivas en el marco de la ley.

Refirió que anteriormente el Poder Judicial, por otro caso en el cual es investigado Alejandro Toledo (Ecoteva), le dio comparecencia simple mientras continúas las investigaciones.

Ante el juez Richard Concepción Carhuancro, que hoy debe resolver el pedido de la Fiscalía, refirió que no se puede considerar como prueba en contra de su defendido el dinero y la tarjeta de uno de los directivos de una empresa offshore donde se habría depositado los sobornos hallados en su casa.

Como expresidente, sostuvo que Toledo tiene tarjetas de varias personas que ha ido acumulando a lo largo del tiempo.

Argumento, asimismo, que el Código Procesal Penal dispone que cuando un investigado tiene más de 65 años, se dicta en su contra una prisión domiciliaria.

“Se sabe la edad que tiene Toledo entonces por qué la fiscalía pide prisión preventiva (...) pido una comparecencia simple”, apuntó.